La casa Dymaxion de Buckminster Fuller

artículo de Luis G. Sanz

dymaxion_outsidePrototipo de casa Dymaxion de 1945.

La conferencia de Naciones Unidas sobre el cambio climático que se está celebrando en París me parece una excelente oportunidad para recordar la figura del arquitecto norteamericano Buckminster Fuller, un pionero de la conciencia ecológica.

Buckminster Fuller se adelantó tanto a su tiempo que allá por los años cuarenta del siglo pasado ya tenía una idea holística de nuestro mundo que perfectamente podría servir de agenda para esta cumbre parisina de expertos y gobernantes.

La expresión “nave espacial tierra” (spaceship earth) sintetiza de forma precisa, y a la vez poética, su visión de un planeta que viaja en el universo con unos recursos limitados que no pueden ser repuestos y por tanto debe ser atendido como tal, si no queremos enfrentarnos a serios inconvenientes.
Tan claro estaba de nuestra escasísima conciencia como pasajeros de esa nave espacial, que se adelantó 30 años a Peters en la intención de lograr un plano de la tierra que la representara de manera más honesta y reveladora que el plano de navegación de Mercator que todavía hoy se usa.
Los planos realizados utilizando la proyección Dymaxion reflejan de una forma mucho más precisa los tamaños de los continentes y sus formas, no tienen norte ni sur, arriba o abajo, y son hermosas imágenes de una gran isla rodeada por un inmenso océano o de un océano como un gran lago.

mapamundi-dymaxionImagen de la Tierra con una proyección Dymaxion.

La palabra Dymaxion fue acuñada para Buckminster Fuller por un experto en publicidad; es un acrónimo de las palabras dynamic maximum tension (tensión máxima dinámica), feliz destilación que entusiasmó a Fuller y fue utilizada por éste para nombrar a varias de sus creaciones más queridas.

Como la casa prefabricada que empezó a diseñar al final de los años veinte y convirtió en prototipo en 1945: una casa para producirse a gran escala, asequible, fácil de transportar y eficiente en su climatización.

Colgada como un gran paraguas de un único mástil central, era resistente al tornado y el terremoto, se calentaba y enfriaba por medios naturales y estaba construida con materiales que necesitaban escaso mantenimiento o podían ser fácilmente sustituidos.
También era innovadora en el diseño de su cuarto de baño compacto, sus armarios giratorios y las paredes que podían ser movidas de manera sencilla para, por ejemplo, hacer más grande el área de salón comedor si se necesitaba para una fiesta.

Imágenes del prototipo de casa Dymaxion que se conserva en el museo de la Fundación Henry Ford.

El único prototipo que se conserva, de los dos que se llegaron a construir, se encuentra en el museo de la Fundación Henry Ford.

Visita al prototipo de casa Dymaxion que se conserva en el museo de la Fundación Henry Ford.

Hay personas que se adelantan demasiado a su tiempo, por lo que su impacto en la sociedad queda dolorosamente reducido; una de ellas fue Buckminster Fuller.

Vídeo de 1946 presentando la casa Dymaxion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *